Empezar

Los primeros cinco pasos del Oficial de Cadena de Suministro en un Nuevo Puesto

El reto

Comenzar el rol de Director de la Cadena de Suministro presenta un conjunto único de desafíos. Con frecuencia recibimos solicitudes de demostración de personas que han asumido este puesto en los últimos seis meses, atravesando un escenario particularmente exigente.

Estos profesionales se encuentran en una situación desafiante, ya que la empresa no sólo anticipa resultados de ellos sino que también espera soluciones a los problemas existentes. Para agravar esto, el equipo no ha tenido tiempo suficiente para establecer una relación con el nuevo Director de Cadena de Suministro y, en consecuencia, se resiste a los cambios exigidos por el puesto. Esta resistencia está profundamente arraigada en los poderosos hábitos del equipo, lo que hace que cualquier cambio propuesto sea una tarea formidable.

La solución

Desempeñar el papel de "viento de cambio" o de médico que administra el dolor necesario para lograr una mejora a largo plazo es, en efecto, una tarea de enormes proporciones. En GMDH Streamline, hemos seleccionado sugerencias valiosas para ayudar a navegar y superar estos desafíos.

Los primeros 5 pasos para encaminarlo hacia el éxito:

  • Evaluar el Estado Actual de la Empresa.
  • Configure objetivos INTELIGENTES.
  • Encuentre una solución personalizada.
  • Reserve demostraciones y demuestre su valor.
  • Plan para el futuro.
  • Evaluar el estado actual de la empresa

    Evaluar las fortalezas, debilidades y áreas que necesitan mejora. Profundice en datos históricos, especialmente si Excel ha sido la principal herramienta de planificación. Identifique deficiencias anteriores y calcule indicadores clave de desempeño (KPI).

    Configurar objetivos SMART

    Una vez identificados los problemas, establezca metas específicas, mensurables, alcanzables, relevantes y con plazos determinados (SMART).

    Específico

    En primer lugar, asegúrese de que sus objetivos sean Específico, sin dejar lugar a la ambigüedad. Articule claramente los resultados deseados, como mejorar la precisión de los pronósticos u optimizar los niveles de inventario.

    Mensurable

    A continuación, asegúrese de que sus objetivos sean Mensurable. Establece métricas e indicadores clave de rendimiento (KPI) que te permitan cuantificar el progreso.

     

    Alcanzabilidad

    Alcanzabilidad es un aspecto crítico a considerar. Si bien es esencial apuntar alto, las metas deben ser alcanzables de manera realista.

    Relevancia

    Relevancia es otro factor clave en el establecimiento de objetivos. Alinee sus metas con los objetivos generales de la empresa y los desafíos identificados en la evaluación inicial.

    Limitados en el tiempo

    Por último, imbuye tus objetivos con un Limitados en el tiempo elemento. Defina un marco de tiempo claro dentro del cual se deben lograr estos objetivos.

    Encuentre una solución personalizada

    Busque una solución que se alinee con sus procesos, los optimice y pueda alcanzar sus objetivos. Es mejor considerar soluciones implementadas por consultores experimentados que comprendan los procesos de su empresa y puedan mapearlos con la solución elegida. Además, considere la reputación de posibles soluciones en plataformas acreditadas como G2.com y Gartner, donde el reconocimiento y las críticas positivas subrayan su confiabilidad y eficacia para abordar diversos desafíos de la cadena de suministro. 

    Reserve demostraciones y demuestre su valor

    Programe 2 o 3 demostraciones con las soluciones más destacadas. Después de las demostraciones, es fundamental demostrar el valor. Es imperativo ir más allá de las presentaciones superficiales y solicitar un proyecto de prueba utilizando sus propios datos. Este paso permite realizar una evaluación práctica del rendimiento de la solución comparando su pronóstico con datos reales y comparándolo con el pronóstico de demanda de su equipo. Sólo después de una evaluación exhaustiva y la confirmación de que la solución no solo tiene un rendimiento superior sino que también se alinea perfectamente con sus objetivos podrá proceder con confianza hacia la implementación.

    Plan para el futuro

    Mirar hacia adelante para anticiparnos a las necesidades futuras de la empresa. Considere la escalabilidad de las herramientas de planificación, incluso si en la actualidad no se necesitan funciones sofisticadas. A medida que su equipo gane experiencia y la empresa se expanda, habrán requisitos cambiantes que la solución elegida deberá adaptarse.

    Desarrollar una hoja de ruta

    Desarrolle una hoja de ruta para integrar sistemas de flujo de trabajo, abordar los desafíos de informes de inventario y mejorar las herramientas de planificación.

    Prepare a su equipo para la implementación

    Describa claramente las responsabilidades en el acuerdo de implementación, seleccione un gerente de proyecto y especialistas en TI que tengan la capacidad para el proyecto y no lo pospongan.

    Salvaguardar el éxito

    Aclarar los criterios de aceptación de implementación y priorizar el apoyo de consultores durante el primer ciclo de pedido.

    Streamline el proceso

    Ser un "viento de cambio" es un desafío, pero el cambio es necesario para lograr resultados nuevos y mejores. En Streamline, ofrecemos soporte inquebrantable, profunda participación en los procesos de su empresa y mapeo de ellos con nuestra solución para enfrentar los desafíos comerciales e impulsar la rentabilidad. Con Streamline, no se trata sólo de adaptarse al cambio; se trata de aprovecharlo para catalizar transformaciones positivas, sostenibles y rentables dentro de su organización.

    ¿Demasiado trabajo manual en Excel?

    Vea lo que Streamline puede hacer por usted

    • Disponibilidad de inventario 99 + %.
    • Precisión de pronóstico de hasta 99%.
    • Reducción de hasta 98% en desabastecimientos.
    • Reducción de hasta 50% en exceso de inventario.
    • Mejora del margen de 1-5 puntos porcentuales.
    • Hasta 56X ROI en un año. ROI de 100% en los primeros 3 meses.
    • Reducción de hasta 90% en el tiempo dedicado a la previsión, la planificación y la realización de pedidos.